Aumentan los casos de cáncer anal en las mujeres puertorriqueñas

291 vistas

Por: Jean Mitchelle Vélez

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Finalmente Puerto Rico cuenta con estadísticas que señalan que el cáncer anal en la mujeres de la isla aumenta 1.08% cada año. Esto quiere decir que 2 de cada 100.000 mujeres, pertenecientes a la población general, corren el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

La graduada de Maestría en Ciencias en Epidemiología del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, Adriana Acevedo Fontanez, presentó una tesis en la que demuestra que las mujeres con cáncer ginecológico asociado al Virus del Papiloma Humano (VPH), pueden desarrollar cáncer anal subsiguiente (secundario) a la enfermedad inicial. Este es el primer estudio documentado sobre el tema en Puerto Rico, pese a que en Estados Unidos ya existe variada sustentación sobre el tema.

A través de los datos obtenidos del Registro Central de Cáncer en Puerto Rico, Acevedo encontró que mujeres desde el año 1987 hasta 2013 padecieron cáncer ginecológico.

Se identificaron 10.190 casos de cáncer ginecológicos asociados a VPH. Sin embargo, se incluyeron en el estudio 9.489 de éstos, ya que se diagnosticaron como cánceres primarios. Es decir, el primer cáncer que se documentó. Con esta muestra evaluamos si con el tiempo se reportó un cáncer anal secundario y encontramos que sí existían mujeres que tenían un riesgo mayor de contraer cáncer anal, cuando la comparas con mujer de población general», subrayó la graduada, quien recibió la mentoría del catedrático en bioestadística Erick Suárez y la epidemióloga Ana Patricia Ortiz.

El estudio recogió mujeres puertorriqueñas mayores de 15 años con un diagnostico ginecológico asociado a VPH. Además, la investigación envuelve diferentes metodologías que permiten determinar que el aumento en riesgo de desarrollar cáncer anal secundario es casi tres veces en este grupo poblacional.

Las mujeres con un cáncer ginecológico asociados al VPH tienen tres veces el riesgo de desarrollar cáncer anal secundario en comparación con mujeres que tienen cánceres ginecológicos no asociados al VPH«, afirmó Suárez.

Por su parte, la Dra. Ortiz destacó que «es importante resaltar que cualquier persona está en riesgo de adquirir cáncer anal porque el afectado puede tener infección persistente con virus papiloma y desarrollar cáncer anal como consecuencia. Aún así, esto demuestra que las mujeres que tienen cáncer ginecológico tienen un riesgo mayor que la población general».

La edad media de diagnóstico para los diferentes tipos de cáncer en la isla son los siguientes: cáncer vulvar: 70 años, cáncer de vagina: 67 años, cáncer de cérvix: 46 años y cáncer anal: 68 años.

Uno de los mayores hallazgos es que se pudo documentar que el cáncer anal está en aumento en población general de mujeres y eso era un dato que no se tenía, sí se sabía que iba en aumento pero no se tenía confirmación», mencionó la autoria del estudio.

Por otro lado, existen unas pruebas de detección de cáncer anal que están enfocadas en personas con VIH. Sin embargo, una masa de expertos están diciendo que hay otras poblaciones a riesgo para cáncer anal que deben tomarse en consideración para detección temprana.

Adriana es la primera persona que documenta que las mujeres están a mayor riesgo de cáncer anal. Es decir, que tal vez deberíamos considerar la creación y realización de pruebas de discernimiento para este cáncer, ya que si se detectan temprano pueden tratarse. En el recinto tenemos una clínica especializada en neoplasia anal donde nos refieren casos de toda la isla y los tratamos antes de que se conviertan en cáncer», alertó la doctora.

Cabe mencionar que en general el tratamiento para el cáncer anal está limitado y no se han hecho análisis relacionados con el acceso de métodos curativos o tratamentales para el cáncer anal en Puerto Rico.

Como consecuencia, la sobrevida de estos pacientes es a tres años, es decir que es muy baja en comparación a otros tipos de cáncer. Lo que Ortiz entiende que se están detectando tarde y no hay suficientes servicios para tratar. Agregó que «como es un cáncer raro en la población general, tal vez, no se le presta suficiente atención«.

También te puede interesar