Altos niveles de plomo durante el embarazo están relacionados con obesidad infantil

61 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Las mujeres que tuvieron altos niveles de plomo durante el embarazo tienden a tener niños con más probabilidades de tener sobrepeso o ser obesos, en comparación con aquellos cuyas madres tienen bajos niveles de plomo en la sangre. Según un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y la Administración de Recursos y Servicios de Salud.

El estudio fue publicado en JAMA Network Open y fue realizado por Xiaobin Wang, M.D., de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, y sus colegas.

Detalles del estudio

Los investigadores analizaron datos sobre 1,442 parejas madre-hijo de la Boston Birth Cohort, un gran estudio observacional que busca determinar las causas del nacimiento prematuro.

Las muestras de sangre de las madres se analizaron para detectar exposición al plomo entre 24 y 72 horas después de dar a luz.

A los niños se les evaluaba su peso periódicamente a lo largo de la infancia. A una edad promedio de 8.1 años, los niños nacidos de madres con altos niveles de plomo tenían más de cuatro veces más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad que los niños nacidos de madres con bajos niveles de plomo.

Entre las mujeres que tenían altos niveles de plomo, el riesgo de que sus hijos fueran obesos o tuvieran sobrepeso disminuyó si las mujeres tenían niveles adecuados de folato entre 24 y 72 horas después del parto.

La U.S. Preventive Services Task Force recomienda que todas las mujeres en edad reproductiva consuman 400 microgramos de ácido fólico (la forma sintética de folato) cada día para ayudar a prevenir defectos del tubo neural, una clase de defectos congénitos que afectan el cerebro y la columna vertebral.

Las mujeres del estudio habían respondido anteriormente a un cuestionario que indicaba si habían tomado un suplemento que contenía ácido fólico en el segundo y tercer trimestre del embarazo. Los autores señalan que si se confirman los resultados, las pruebas de exposición al plomo en mujeres embarazadas y la oferta de ácido fólico a las que tienen niveles altos podrían reducir potencialmente el riesgo de sus hijos de tener sobrepeso o ser obesos.

La exposición al plomo durante el embarazo también puede tener efectos nocivos en la madre y el bebé. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos sobre cómo las mujeres pueden reducir la exposición al plomo de sus hijos.

El plomo durante el embarazo

El plomo es un metal tóxico presente de forma natural en la corteza terrestre. Su uso generalizado ha dado lugar en muchas partes del mundo a una importante contaminación del medio ambiente, un nivel considerable de exposición humana y graves problemas de salud pública.

Según la OMS, en las embarazadas, la exposición a concentraciones elevadas de plomo puede ser causa de aborto natural, muerte fetal, parto prematuro y bajo peso al nacer, y provocar malformaciones leves en el feto.

Vías de contaminación

Entre las principales fuentes de contaminación ambiental destacan la explotación minera, la metalurgia, las actividades de fabricación y reciclaje y, en algunos países, el uso persistente de pinturas y gasolinas con plomo.

También te puede interesar