8 cosas que debes evitar si padeces de infertilidad

222 vistas

Por: Nabal Jose Bracero
Especialista en Ginecología y Obstetricia

1. No hacer laparoscopias diagnósticas de forma rutinaria

En los pacientes que están completando la evaluación básica de infertilidad, la laparoscopia diagnóstica de rutina no debe realizarse a menos que exista una sospecha de patología pélvica en base a la historia clínica, un examen pélvico anormal o anomalías identificadas con las pruebas menos invasivas. En pacientes con un histerosalpingograma normal o la presencia de un tubo unilateralmente patente, la laparoscopia diagnóstica normalmente no cambiará la recomendación inicial para el tratamiento.

2. Prueba postcoital (PCT) para la evaluación de la infertilidad.

El PCT tiene pobre reproducibilidad y su valor predictivo para el embarazo es muy pobre. Utilizar la prueba PCT conduce a más pruebas y tratamientos, pero no produce ninguna mejora en las tasas de embarazo acumulativas.

3. Pruebas de trombofilia (coagulación excesiva)

No hay ninguna indicación o beneficio en ordenar estas pruebas, y no hay ningún beneficio en alguien que no tiene antecedentes de sangrado o de coagulación anormal y en ausencia de antecedentes familiares. Estas pruebas no son parte del estudio de infertilidad. Además, las pruebas son costosas, y hay riesgos asociados con los tratamientos propuestos. 

4. Pruebas de desórdenes autoinmunes (por ejemplo: Lupus)

Las pruebas de diagnóstico de la infertilidad requiere una evaluación de los factores relacionados con la ovulación, la permeabilidad de las trompas de Falopio y la espermatogénesis en base a la historia clínica. Aunque los factores inmunológicos pueden influir en la implantación del embrión temprano, las pruebas inmunológicas de rutina en parejas con infertilidad son caras y no predicen el resultado del embarazo.

5. Inducción de ovulación (IO) sin inseminación intrauterina en pacientes de infertilidad inexplicable.

Las probabilidades de embarazo de IO sin IUI, en pareja con infertilidad inexplicable son prácticamente iguales a no hacer ningún tratamiento. Estos pacientes deben siempre combinar el uso se medicamentos de ovulación con inseminación intrauterina o artificial.

6. Biopsia de endometrio en la evaluación rutinaria de la infertilidad.

La biopsia endometrial realizada para el fechado (“dating”) histológico y detectar problemas de “fase lútea” no distingue mujeres fértiles de las infértiles. El hallazgo de endometritis crónica en la biopsia endometrial no predice la probabilidad de embarazo, ni se asocia con tasas de nacidos vivos en los ciclos de tecnología de reproducción asistida. La biopsia endometrial no debe ser utilizada en la evaluación rutinaria de la infertilidad.

7. Laparoscopias por endometriosis en el paciente de infertilidad.

El beneficio que puede obtener una paciente de endometriosis con infertilidad durante un laparoscopia va a depender de la anatomía pélvica y la destreza del cirujano corrigiendo la distorsión creada por la endometriosis.  Después de la primera laparoscopia, si no ocurre embarazo, no hay beneficio reproductivo en continuar haciendo más cirugías por infertilidad y esta paciente debe ser referida para tratamientos de reproducción asistida tan pronto como sea posible.

8. Pruebas de prolactina

Se ha convertido en una práctica común obtener los niveles de prolactina en la evaluación rutinaria de la infertilidad. Sin embargo, no hay razón para esperar que una mujer presente niveles de prolactina elevados clínicamente significativas en la presencia de ciclos menstruales normales y sin galactorrea (secreción de leche de mama). Por lo tanto, las pruebas en sangre de niveles de prolactina en una mujer menstruando normalmente sin galactorrea no ofrecen ningún beneficio clínico.

También te puede interesar