Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

216 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Por: Diana Castañeda

El TDPM es un problema de salud más complejo que el síndrome premenstrual (SPM). Este trastorno causa irritabilidad severa, depresión o ansiedad durante una o dos semanas antes del inicio del período menstrual. Los síntomas suelen desaparecer dos o tres días antes del inicio del período menstrual y es posible que, quienes lo padecen deban tomar medicamentos o seguir otros tratamientos para reducir los padecimientos.    

Algunos estudios indican que el trastorno disfórico premenstrual afecta al 5% de la población femenina en edad fértil y, algunas mujeres también pueden sufrir de ansiedad o depresión.

Síntomas del TDPM

  • Irritabilidad o enojo que perdura y puede afectar a otras personas.
  • Sentimientos de tristeza o desesperación, e incluso intenciones de suicidarse.
  • Sensaciones de tensión o ansiedad.
  • Ataques de pánico.
  • Cambios de humor o ataques de llanto frecuentes.
  • Falta de interés en actividades o relaciones cotidianas.
  • Problemas para pensar o concentrarse.
  • Cansancio o poca energía.
  • Antojos de comida o trastorno alimentario compulsivo.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Sensación de estar fuera de control.
  • Síntomas físicos, como cólicos, hinchazón, sensibilidad en los senos, dolor de cabeza y dolor articular o muscular.

Aunque se desconoce la causa de esta enfermedad, algunos investigadores coinciden en que los cambios hormonales durante el ciclo menstrual juegan un papel importante. A su vez, es posible que también tenga influencia un químico del cerebro llamado serotonina, el cual cambia sus niveles durante esta etapa femenina y que, en algunas mujeres pueden ser más sensibles estos cambios.

Tratamientos para el trastorno disfórico premenstrual

Antes que nada, se debe realizar un diagnostico con el ginecólogo quien necesita el calendario o diario de los síntomas. Si la mujer padece más de cinco síntomas será diagnosticada con TPDM.

Entre los tratamientos para el TDPM encontramos:

  • Antidepresivos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Los ISRS alteran los niveles de serotonina en el cerebro. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó tres ISRS para tratar el TDPM:
  • Sertralina
  • Fluoxetina
  • Paroxetina HCI
  • Píldoras anticonceptivas. La FDA aprobó píldoras anticonceptivas que contienen drospirenona y etinilestradiol para tratar el TDPM.
  • Los analgésicos de venta libre pueden aliviar los síntomas físicos como los calambres, el dolor en las articulaciones, los dolores de cabeza y de espalda y la sensibilidad en los senos. Algunos de estos factores son:
    • Ibuprofeno
    • Naproxeno
    • Aspirina
  • Manejo del estrés, como técnicas de relajación y realizar actividades que te gusten.

Efectuar cambios saludables, por ejemplo comer comidas saludables con ingredientes de todos los grupos alimenticios, reducir el consumo de alimentos salados o con azúcar, y efectuar más actividad física también pueden ayudar a aliviar los síntomas del TDPM. Pero el TDPM puede ser lo suficientemente grave como para que algunas mujeres consulten al médico o una enfermera para hablar sobre sus opciones de tratamiento.

*Fuente: womenshealth.gov

También te puede interesar