Lucha clínica por la vacunación contra el VPH como precursor del cáncer cervical en Puerto Rico

por Revista Ginecología y Obstetricia
131 vistas

Ginecóloga obstetra reitera la necesidad de que los planes médicos cubran la vacuna contra este virus a partir de los 21 años.

La Dra. Alexandra Maritza Ortiz, directora del Departamento de ginecología y obstetricia del Centro Médico Episcopal San Lucas, resaltó en entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), la urgencia de que los planes médicos cubran la vacuna contra el VPH en mujeres mayores de 21 años.

En los últimos años el VPH ha registrado una prevalencia alta en Puerto Rico, pese a las constantes campañas y llamados de concienciación que se adelantan en la isla, el problema, de acuerdo con la especialista radica en que si bien las campañas existen, las vacunas no son cubiertas por los servicios de salud.

En los últimos años estamos realizando una prueba de cáncer cervical que antiguamente se llamaba Papanicolaou, la estamos haciendo en conjunto con la prueba de VPH para saber si una paciente es positiva o no y ha registrado una prevalencia bien alta, esta tan alta como en Estados Unidos que cada 4 de 5 mujeres en algún momento de su vida se infectan con el virus de papiloma humano”, expresó la especialista.

Pese a que en Puerto Rico se adelantan campañas para fomentar la concienciación y resaltar la importancia de los controles, y a que actualmente existe una vacuna que cubre hasta nueve cepas, entre ellas los tipos de VPH 16 y 18 responsables de la mayoría de los cánceres de cuello uterino. y la Gardasil 9, la gran mayoría de los pacientes no están vacunadas contra esa vacuna, porque los planes médicos no la están cubriendo.

Las pacientes solo pueden ser vacunadas hasta los 45 años, y de las pacientes que llegan a la oficina 1 de cada 20 no tiene la vacuna, solo cuentan con la aplicación aquellas mujeres que son muy jóvenes, por debajo de los 21 años y han tenido que vacunarse en muchos casos como requisito para ingresar a la universidad.

Para los mayores de 21 años casi ningún plan le esta cubriendo, y la vacuna es bien costosa, está alrededor de los 200 dólares cada dosis y son tres dosis, así que realmente necesitamos mejorar que los planes médicos cubran esa vacuna porque mientras no sea así, las cifras van a aumentar”, recalcó la Dra. Ortiz.

Tasa de letalidad en Puerto Rico

De acuerdo con la especialista el rango de edad en el que se corre mayor riesgo de contraer alguna infección nueva ocurre entre los 15 y los 24 años de edad, aunque recalca que el riesgo inicia desde el momento en el que se comienzan a establecer relaciones sexuales, por eso la llamada es a una vacunación temprana, aprovechando que este rango de edad si cubre la vacunación.

“Todas las mujeres que están entre los 30 y 40 años aquí, la gran mayoría salen con el virus VPH positivo, han tenido exposición mas no están vacunadas y esa es la realidad que se está viendo, personas en riesgo y por eso fue que subieron la vacunación hasta los 45 años” aclaró la ginecóloga

Cambios en el sistema de salud

Para la especialista, si bien la población pediátrica está recibiendo mayor apoyo, debe reforzarse aún más la vacunación para prevenir complicaciones como las que se están presentando hoy en mujeres mayores de 30 años.

Frente a la otra población que es de la reforma son importantes los cambios, “el plan Vital que es el plan de la reforma debe cubrir esta vacuna en todo momento, porque si se investiga, van a ver que el plan no cubre esta vacuna, yo entiendo que hay mucho problema en este tipo de población que tiene que ver con la reforma”.

Probabilidad de desarrollar diferentes tipos de cáncer

La letalidad de cáncer se puede prevenir a través de controles o evaluaciones y por supuesto de la vacunación. Cuando un paciente es detectado con algún tipo de cáncer se enfrenta a un proceso que debería tratar de prevenirse.

Lo que se evidencia es que, si se están haciendo controles y se registran casos que se tratan a tiempo, por lo que, en la isla, no resalta la prevalencia. Pero lo que si se evidencia es que, pese a que se reduce la letalidad, hay casos positivos de virus, que las enfrentan a procesos tediosos y que en caso de no recibir los tratamientos adecuados si puede llegar a incrementar los casos de letalidad.

Toda mujer debe asistir a citas médicas puntualmente y deben concienciarse de vacunar a sus hijos niñas y niños, en edades tempranas, si es posible entre los 11 y 18 años, recibiendo sus tres dosis.

Las mujeres deben realizarse pruebas de VPH junto con la prueba de cáncer y, si tienen menos de 45 años, el proveedor de salud le debe ordenar su vacuna. Además es indispensable, seguir las guías del colegio en el manejo de prevención de cáncer.

La especialista también realizó un llamado, “Empecemos por lo menos yendo al ginecólogo como mujeres ya adultas mayores a evaluarnos, y vacunando a nuestros hijos, ese es nuestro deber, atendernos nosotras y vacunar a nuestros hijos para así ayudar a disminuir todo esto”.

La vacuna en Puerto Rico se encuentra disponible en todas las farmacias y no requiere una orden para su aplicación, para quienes pueden adquirirla, para quienes no, la invitación por parte de la especialista es a asistir cumplidamente a sus controles para trabajar en la prevención de este tipo de infecciones.

También te puede interesar