¿Los tampones pueden afectar la fertilidad?

por adminGEM
220 vistas

La mayoría de las mujeres en algún momento hemos sentido molestias subyacentes al uso de protectores diarios, toallas higiénicas o tampones, como irritación, infecciones, reacciones alérgicas entre otros. Algunos casos de endometriosis y cáncer se presentan con poca frecuencia como consecuencia al uso de estos implementos de higiene.

Desafortunadamente, poca o nada es la información que contiene los paquetes de las toallas y tampones sobre las sustancias químicas que se utilizan para su fabricación que en algunos casos pueden ser potencialmente peligrosos para la salud de la mujer, como por ejemplo el cloro que es utilizado para dar la tonalidad blanca de estos utensilios higiénicos.

Lo cierto es que de estos procesos industriales se derivan dioxinas, responsables de afectaciones severas de los órganos reproductores, causando malformaciones fetales en mujeres embarazadasm afectaciones del sistema inmunitario e infertilidad.

Durante el proceso industrial de los tampones, se hace uso de poliacrilato, brindándoles la capacidad de absorber grandes cantidades de líquido. Adicional a esto, los tampones están relacionados con la aparición del síndrome del shock tóxico, y su uso prolongado puede causar diarrea, dolores de cabeza, fiebre, baja presión arterial, dolores musculares, crisis epilépticas, convulsiones, entre otros.

Puedes procurar alternativas que sean amigables con tu cuerpo, tu economía y el medio ambiente:

  • Toallas higiénicas orgánicas: Son toallas biodegradables y desechables. Amigas del medio ambiente y buenas amigas del organismo femenino pues son creadas para no afectar a la mujer.
  • Toallas higiénicas ecológicas: Son 100% de algodón, absorbentes y sin químicos, se reutilizan lavándolas después de su uso. Súper cómodas y biodegradables. Duran entre 2 a 4 años.
  • Copa menstrual: Es similar a un tampón, la diferencia es que almacena la sangre y los fluidos vaginales, no los absorbe como los tampones. De esta forma, no existe sequedad vaginal y por lo tanto no hay riesgo de infecciones. No tiene químicos pues hecha de silicona blanda. Su duración es de hasta 10 años.

Fuente consuitada: Clínica de fertilidad ProCrear

También te puede interesar