Los lactobacillus, presentes en algunos probióticos, podrían mejorar la salud vaginal

194 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Las cepas bacterianas de lactobacillus vaginales han demostrado ser más efectivas que las cepas presentes en los probióticos más comúnmente usados para mejorar la salud vaginal. Según un estudio publicado el 4 de junio en la revista de libre acceso PLOS Pathogens por JO- Ann Passmore de la Universidad de Ciudad del Cabo y sus colegas, los hallazgos sugieren que un prebiótico para la salud vaginal que incluya cepa de lactobacillus vaginales de alto rendimiento podría mejorar las opciones de tratamiento para la vaginosis bacteriana.

Las especies de lactobacilos en el tracto reproductivo inferior de las mujeres sanas disminuye el Ph vaginal y protegen a la vagina de las infecciones de trasmisión sexual. Las mujeres con frecuencia sufren de vaginosis bacteriana, una alteración en la microbiota genital óptima dominada por los lactobacilos, que resulta en un aumento de Ph vaginal, así como en la aparición de flujo e inflamación vaginal.  

La vaginosis bacteriana está asociada con resultados adversos cuando la mujer está en estado de gestación y mayor  probabilidad de infección de transmisión sexual incluyendo el VIH. La terapia estándar de vaginosis bacteriana son los antibióticos, en la mayoría de los casos  pueden ser recurrentes cada seis meses.

Los estudios han mostrado que en el análisis de los probióticos se incluyeron los lactobacilos para mejorar la durabilidad del tratamiento, pero la mayoría de los productos no contiene las especies que se encuentran con normalidad en la vagina. Existe la necesidad urgente de desarrollar otros probióticos con mejor diseño para la salud vaginal.

En un estudio diferente realizado por Passmore con ayuda de otros investigadores compararon 57 cepas de lactobacillus vaginal de mujeres jóvenes africanas, con cepas de productos probióticos comerciales para la salud vaginal. Se analizó el crecimiento a diferentes valores de Ph y la capacidad para reducir el Ph y, de esta manera, crear productos antimicrobianos, que generen la inhibición de patógenos y aumenten la susceptibilidad de las bacterias a los antibióticos.

Muchas de las cepas vaginales mostraron mejores perfiles probióticos que las cepas comerciales y esto sugirió que serían beneficiosas en el desarrollo de tratamientos probióticos para la vaginosis bacteriana. También se encontró la secuencia del genoma completo de las cinco cepas de mejor rendimiento, se pudo revelar que es probable que sean seguras y que no contribuyen al desarrollo de la resistencia antibiótica. 

Los autores del estudio hablan sobre una gama más amplia de probióticos bien caracterizados que contiene lactobacilos y que podrían mejorar los resultados del tratamiento de la vaginosis bacteriana, además de reducir el riesgo de resultados adversos en el embarazo y de infecciones de transmisión sexual.

Son pocos los probióticos destinados a promover la salud vaginal que contienen lactobacillus. El descubrimiento y el uso de nuevas cepas de probióticos vaginales pueden mejorar la durabilidad de los tratamientos de la vaginosis bacteriana.

Extraído de la pagina: sciencedaily

También te puede interesar