Lo que debes saber sobre el cáncer de mama

113 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El cáncer de mama es el crecimiento excesivo de las células de los senos en las mujeres, este cáncer es uno de los más comunes, y si no se trata a tiempo puede ser irreversible. Hay diferentes tipos de cáncer de mama, esto depende de cuáles son las células que se han multiplicado sin control y en dónde se encuentran. 

Las partes de las mamas 

Las mamas o senos están compuestos de tres partes, la primera son los lobulillos, encargados de la producción de leche cuando una mujer se encuentra gestando o lactando; la segunda son los conductos, que se encargan de transportar la leche al pezón y la tercera parte, está compuesta por del tejido conectivo que, a su vez, hace parte los tejidos fibrosos y adiposos que se encargan de sostener el seno desde todos los ángulos, cerca a él.

 Los tipos de cáncer de seno pueden ser el carcinoma ductal infiltrante, el carcinoma lobular infiltrante, la enfermedad de paget, y cáncer de mama inflamatorio.

Factores de riesgo 

Antecedentes de familiares con cáncer 

Sobrepeso u obesidad 

Menarquia antes de los 12 años, o sea primera menstruación. 

Producción excesiva de estrógeno 

Menopausia tardía (después de los  50 años) 

No haber tenido hijos 

Tabaquismo y alcohol 

Mujeres con implantes de seno 

Sedentarias 

Terapia hormonal después de la menopausia, durante muchos años 

Síntomas 

Los síntomas dependen de la etapa del cáncer de seno y de la mujer, ya que en varias ocasiones las mujeres son asintomáticas. 

Alteraciones en la  arquitectura mamaria, es decir  cambio de posición de la mama. 

Aumento de volumen del seno. 

Retracción del pezón 

Cambios de piel, piel dura y rígida en algunas partes del seno. 

Bulto sólido que no duele y que por más que se mueve (estimula) permanece en el mismo lugar. 

Enrojecimiento o descamación del pezón 

Secreción por el pezón 

Diagnóstico 

Primero el médico debe conocer su historia clínica, genética y hábitos, luego de esto debe pasar a “palpar” los senos, después debe de realizar un ultrasonido mamario o una mamografía y por último, debe realizar una imagen de resonancia magnética y por último una biopsia. Es relevante que las pacientes exijan una detenida revisión en los senos para evitar un mal diagnóstico.  

Tratamientos 

Los tratamientos varían de acuerdo a la paciente, es por esto que hay gran variedad de ellos, que combinado hacen más efectivo el tratamiento.

Cirugía: en este caso pueden extirpar una parte del seno o el seno completo.  

Quimioterapia: son medicamentos que se pueden inyectar en las venas o tomar vía oral, su función es eliminar las células cancerosas del cuerpo. 

Terapia hormonal: evitan que las células cancerosas se alimenten de las hormonas, así dejan de crecer. 

Terapia biológica: es una forma de combatir las células cancerosas o reducir los efectos secundarios del tratamiento, con el sistema inmunitario del cuerpo de la mujer. 

Radioterapia: son rayos de alta capacidad que eliminan las células cancerosas. 

La alimentación: baja en grasas saturadas, en azúcares y harinas, y alta en vegetales, frutas, agua y legumbres, es importante para una pronta recuperación. 

Aparato psicológico: el yoga, la meditación, las terapias psicológicas y psiquiátricas son fundamentales antes, durante y después del tratamiento contra el cáncer de seno. 

Prevención

Autoexamen de mama:  desde el día de la primera regla cada mujer debe examinar su seno, observar o palpar para reconocer alguna anomalía de forma rápida. 

Evaluación integral del cáncer de mama, al visitar al médico se debe hacer resolver un cuestionario (físico o verbal) sobre la historia clínica familiar, el estilo de vida de la mujer y su historia clínica, para descubrir si el riesgo desarrollar el cáncer es alto o bajo. 
Mamografía: es la observación de la mama de la mujer, a través de rayos x de baja intensidad, para descubrir anomalías asintomáticas en el seno.

También te puede interesar