¿Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son necesariamente enfermedades (ETS)?

por Revista Ginecología y Obstetricia
134 vistas

Mucho se habla sobre las enfermedades de trasmisión sexual (ETS), cuando se refieren realmente a infecciones contraidas por medio del contacto sexual. (ITS). En ese orden de ideas, ¿cuál es la diferencia?

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Las ETS se contagian por el contacto directo de la sangre, semen u otros fluidos corporales a través de las relaciones sexuales sin preservativo. Dentro de las afecciones más frecuentes, podemos destacar el VIH, clamidia, gonorrea, herpes genital, hepatitis y tricomoniasis.

Además de estas vías de contagio, existen más factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de contagio como el antecedente de ITS o compartir objetos de higiene personal con otras personas.

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

Al igual que las enfermedades, las ITS se propagan a través de los fluidos corporales durante el acto sexual sin protección. Estas infecciones pueden estar causadas por más de 30 tipos de virus diferentes, parásitos, hongos o bacterias.

Por fortuna, la mayoría de las infecciones son tratables y muchas pueden llegar a curarse. Sin embargo, en algunas ocasiones es probable que la persona no llegue a detectarlas a tiempo por falta de síntomas o similitud con otras afecciones. Sin embargo, aquí te señalamos cuáles son los síntomas más frecuentes:

  • Úlceras genitales
  • Dolor abdominal
  • Incomodidad a la hora de orinar
  • Dolor inusual durante las relaciones sexuales
  • Ardor o secreción uretral en los hombres
  • Cambios del flujo vaginal en la mujer

¿Cuándo es correcto hablar de ITS y ETS?

Como es evidente, no hay una diferencia abismal entre los dos términos. Sin embargo, algunas organizaciones como The STI Project sugieren el uso de ITS cuando la dolencia es asintomática, y la ETS cuando se presentan síntomas como los anteriormente mencionados.

De igual manera, debes tener en cuenta que la mayoría de estos padecimientos inician como infecciones que pueden evolucionar a enfermedades si no se les brinda el tratamiento correspondiente.

Ten en cuenta que la mejor manera para prevenor una infección por contacto sexual, es el correcto uso del preservativo, ya sea masculino o femenino durante el sexo vaginal, anal y oral, puesto que la transmisión se puede producir a través de la piel y las mucosas.

También te puede interesar