¿Es bueno aplicar hielo en el rostro?

por adminGEM
247 vistas

Si uno de tus propósitos de año nuevo es darle a tu piel el trato que se merece, el hielo será tu secreto: La respuesta es sí, son muchos los beneficios que trae el aplicar hielo en el rostro, siempre y cuando se utilice de la manera adecuada para no provocar lesiones cutáneas por el frío.

Lo cierto es que el hielo ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel causado por la exposición prolongada del sol, mala alimentación y el impacto de la contaminación ambiental y el maquillaje.

Activa la circulación sanguínea

El frío es la primera recomendación para desinflamar la piel, causada por la retención de líquidos o por no dormir bien. Debes realizar suaves masajes circulares por todo el rostro, envolviendo el hielo en un pañito.

Mejora la apariencia de las ojeras

Cuando las ojeras no se tratan de la manera correcta, con el tiempo pueden convertirse en bolsas y líneas de expresión, de manera que se recomienda hacer especial énfasis en esta área del rostro. Los expertos recomiendan aplicar el hielo en la mañana y en la noche. Procura que el contacto de la piel con el frío no supere los 15 minutos al día.

Cierra los poros

Además de su acción hidratante, el hielo favorecerá el brillo natural de la piel y la suavidad al tacto. De hecho, el hielo hace parte de la rutina de maquillaje de muchas mujeres, pues aseguran que funciona como un primer natural y permite que los cosméticos duren más.

Reduce las líneas de expresión

La baja temperatura permite crear un efecto tensor en la piel, reduciendo así las arrugasal tiempo que combate la flacidez de la piel que se va ganando con el paso de los años. Expertos recomiendan masajear suavemente el rostro en la mañana y en la noche en lapsos de tiempo no superiores a los 3 minutos, haciendo mayor énfasis en las zonas donde creas que más lo necesitas.

Comabte y reduce los brotes de acné

Antes de que se presenten los brotes de acné, puedes poner pequeños cubos de hielo envueltos en pañitos de tela en las zonas más propensas a brotarse, como la frente, las mejillas y la barbilla. Esto no solo te brindará una sensación de frescura, sino que además combate el exceso de cebo en estas áreas del rostro. Sin embargo, debes tener en cuenta que no es recomendable usar el hielo en las zonas donde ya ha brotado el acné porque puede causar irritación.

También te puede interesar