Episiotomía o corte en la zona vaginal durante el parto

83 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La episiotomía es la incisión o corte que se realiza en la mujer, a la hora del parto vaginal, con el fin, en un principio, de evitar desgarros y que el bebé pueda salir fácilmente. Actualmente el colegio de ginecología y obstetricia no recomienda realizar una episiotomía, ya que anteriormente se realizaba, pensando que protegía desgarros , ascendentes, hacia el clítoris y la uretra, según sus investigaciones, no hay una relación concreta. Hoy en día hay formas diferentes de estirar el tejido de la mujer para que el bebé pueda salir. 

Sin embargo, hay especialistas que aún realizan este corte, de forma segura durante el parto. No se puede saber, desde antes, si la mujer necesitará episiotomía porque durante el parto, usualmente, la mujer dilata más, gracias a las hormonas que se expulsan y ayudan a que el cuerpo se adecue para expulsar al bebé. 

Tipos de episiotomía 

Vertical, de línea media o mediana: se realiza desde la parte inferior de la vagina, o’entrada de ella, hacía abajo,  de forma recta, cerca al ano de la mujer, esta incisión  suele sanar bien pero puede dejar una gran secuela que es un desgarro después de la sutura. 

 Medio Lateral:  se realiza desde la parte inferior de la vagina en un ángulo de 45 grados, es un copete de lado,  hacia los muslos, no tiene efectos de desgarre, sin embargo puede que el saneamiento sea complicado. 

¿Cuándo se realiza?

El cuerpo de la mujer se prepara hormonal  y físicamente para dar a luz de forma natural, sin embargo en algunas ocasiones es necesario la ayuda de los especialistas con ciertos procedimientos como la cesárea, cardiotocografía, episiotomía, para que el nacimiento sea beneficioso para  la madre y el feto. Estos son las condiciones en las que el médico puede realizar una episiotomía: 

  • Se realiza cuando la vagina no se dilata lo suficiente para que el cuerpo del bebé salga completamente. 
  • Bebé es demasiado grande.  
  • Bebé prematuro, lo que implica que el cuerpo no está “listo” para dar a luz.
  • Cuando el hombro del bebé está  atorado detrás del hueso del suelo pélvico de la madre. 
  • Patrón de frecuencia cardiaca anormal en el bebé. 

¿Cómo se realiza? 

Durante el parto, generalmente después de haber sacado la cabeza del bebé o cerca a extraerla, el especialista puede evidenciar la necesidad de hacer esta incisión,por tal procederá a comunicarle a la mujer, aplicarle anestesia local, realizar el corte con un bisturí o tijeras quirúrgicas, cortar de forma lineal o de lado, extraer al bebé y la placenta y luego suturará la herida. La mujer no debe sentir el corte y este no le debe dolor durante el parto

La mujer antes del parto debe indicarle al médico si tiene alergias, si toma anticoagulantes, padece de  problemas de hemorragias, para este tener en cuenta.  El especialista  debe explicarle el procedimiento y hacerle firmar un papel a la madre. Sin embargo,  como esto pasa tan rápido en el trabajo de parto, es muchas veces la mujer no firma el consentimiento, ya que la demora de este procedimiento puede tener secuelas en el nacimiento del hijo. 

Cuidados después de la episiotomía 

Ten en cuenta estas recomendaciones para que tu herida se sane rápidamente y no tengas complicaciones, recuerda ir a tu consultas médicas después de este procedimiento. 

  • Aplicarse hielo en la incisión después del parto. 
  • Baños tibios o fríos con poca agua. 
  • Evitar los baños en tinas, piscinas o jacuzzis.
  • Aplicarse cremas recetadas por el especialista, que adormecen la zona y calman el dolor 
  • Evite la aspirina que fomenta el sangrado 
  • Tener seca y limpia la herida en todo momento 
  • Utilizar ropa de algodón 
  • No puede tener relaciones sexuales 
  • No puede usar tapones o copas menstruales hasta que su médico le indique. 
  • No puede hacer uso de desodorantes o duchas vaginales 

Efectos secundarios del procedimiento 

Desgarros 

Infecciones 

Dolor 

Sangrado

Acumulación de sangre en la zona o coágulos. 

Dolor durante las relaciones sexuales.  

Si después del periodo de recuperación, tienes síntomas de fiebre, escalofríos, mareos, secreción o sangrado  en la zona de la incisión o mal olor, debes visitar a tu especialista de inmediato.

También te puede interesar