¿El embarazo cura la endometriosis? 5 mitos más comunes sobre esta enfermedad crónica

437 vistas

En el marco del Día Mundial de la Endometriosis, el Dr. Juan Diego Villegas, ginecólogo laparoscopista, subespecialista en cirugía ginecológica de mínima invasión y director científico de Algia, la Unidad de Laparoscopia Ginecológica Avanzada y Dolor Pélvico de Pereira, Colombia, habló en exclusiva para la Revista MSP sobre algunos mitos comunes de la endometriosis que aún confunden a millones de pacientes en el mundo. 

¿La endometriosis solo afecta durante la menstruación o periodo menstrual?

El Dr. Villegas comenzó desmitificando la idea de que la endometriosis sólo afecta a mujeres con ciclos menstruales regulares. Explicó que “la enfermedad puede presentarse independientemente del patrón de sangrado menstrual, y que muchas pacientes experimentan menstruaciones irregulares o abundantes con o sin dolor”.

Otro mito relacionado justamente con el dolor, es la creencia de que la endometriosis solo causa dolor durante la menstruación o periodo menstrual para lo que destacó que “esta enfermedad inflamatoria crónica puede provocar dolor en cualquier momento del ciclo menstrual, e incluso fuera de él, afectando la calidad de vida de las mujeres de diversas maneras”.

Realidad: La endometriosis tiene un diagnóstico tardío 

Además, el especialista señaló la dificultad en el diagnóstico temprano de la endometriosis y desmintió la creencia de que esta condición se diagnóstica en todas las mujeres que sienten dolor extremo en su ciclo menstrual: “Hay una demora promedio de 7 a 10 años en obtener un diagnóstico adecuado. Esto se debe en parte a la falta de conciencia sobre la enfermedad y a su subdiagnóstico por parte de los profesionales de la salud”, agregando que “debido a la falta de conciencia y capacitación en el personal médico, muchas pacientes experimentan una demora significativa en recibir un diagnóstico preciso, lo que afecta negativamente su calidad de vida y el curso de su tratamiento”.

Embarazo y endometriosis: Separando la realidad del mito

También abordó el mito de que el embarazo puede curar la endometriosis, explicando que “este concepto se basa en una práctica histórica y no en evidencia científica actual”. Agregando que “el diagnóstico tardío y la falta de tratamiento adecuado contribuyen al sufrimiento prolongado de las pacientes”, incluso en el periodo de gestación. 

Además, abordó la preocupación sobre la genética de la endometriosis y su posible “heredabilidad”, señalando que: “Si bien existe un mayor riesgo para las mujeres con antecedentes familiares de la enfermedad, esto no garantiza que todas las mujeres con familiares afectados desarrollan la enfermedad. Sin embargo, alentar a las mujeres con antecedentes familiares a buscar atención médica temprana especializada puede ser crucial para un diagnóstico y manejo oportuno”.

Educación y empoderamiento: Herramientas para combatir la endometriosis

Además, destacó el papel fundamental de la educación en la prevención y el manejo de la endometriosis. Instó a las mujeres “a reconocer que el dolor no es normal y a buscar atención médica si experimentan síntomas preocupantes”. Asimismo, enfatizó la importancia de desafiar estigmas y prejuicios que rodean la enfermedad, para que las mujeres puedan recibir el apoyo y la atención que merecen.

En cuanto a la preocupación sobre el riesgo de cáncer asociado con la endometriosis, el Dr. Villegas aclaró que, “si bien algunas variantes de la enfermedad pueden estar relacionadas con ciertos tipos de cáncer, la endometriosis en sí misma es una enfermedad benigna y no aumenta significativamente el riesgo de cáncer”. 

¿La “raza” o grupo poblacional importa para desarrollar endometriosis?

El ginecólogo discutió el mito de que ciertas “razas” tienen una mayor prevalencia de endometriosis y explicó que si bien algunas poblaciones pueden estar genéticamente predispuestas a un mayor riesgo, la falta de diagnóstico adecuado en ciertas regiones puede distorsionar la percepción de la verdadera prevalencia de la enfermedad. Subrayando la importancia de aumentar la conciencia y mejorar el “acceso al diagnóstico en todas las comunidades”.

Finalmente, el Dr. Villegas enfatizó en la importancia de empoderar a las mujeres sobre la endometriosis, instando a la sociedad a reconocer que el dolor menstrual extremo y crónico no es normal, por lo que a brindar un mejor acceso al diagnóstico y tratamiento para mejorar la calidad de vida de las pacientes es vital, pues nadie puede vivir bajo un tipo de dolor o inflamación como los provocados por la endometriosis.

También te puede interesar