¿Cómo sé si tengo el útero inflamado?

por adminGEM
812 vistas

La inflamación uterina se presenta por lo general por la irritación de los tejidos del útero, como consecuencia de una infección, una alergia a determinados productos, o cambios en el pH vaginal. Dependiendo de la zona afectada, la inflamación del útero puede clasificarse en tres: cervicitis, endometritis o miometritis.

En primera instancia, en la mayoría de los casos la inflamación uterina puede no provocar síntomas, por lo que el diagnóstico en la mayoría de los casos es tardío, sin embargo, debido a esta condición, puede presentarse secreción de flujo vaginal, sangrado fuera de la menstruación, cólicos entre otros.

  • Cervicitis: Los expertos definen la cervicitis como la hinchazón de los tejidos del cuello uterino, y suele estar causada por una infección de transmisión sexual.
  • Endometritis: En el caso de la endometritis, la inflamación se produce en el revestimiento interno del útero. Algunos factores pueden predisponer a las mujeres a la aparición de esta condición, como el parto por cesárea, la colocación del DIU y otros procedimientos.
  • Miometritis: Se produce cuando la infección asciende a tal punto de afectar una de las capas de las paredes del útero, el miometrio.

Los especialistas recomiendan asistir a consulta ginecológica para determinar el tipo de inflamación que se padece a través de una colposcopia, y así dar un diagnóstico certero.

Causas de la inflamación del útero

  • Vaginitis infecciosas
  • Presencia de enfermedades de transmisión sexual
  • Alergia al látex o algunos productos químicos como los espermicidas
  • Mala higiene íntima, o exceso de higiene
  • Uso de duchas vaginales
  • Lesiones derivadas del parto

Cuando el tratamiento no se realiza de la manera correcta y la inflamación sea causada por ETS, hay una alta probabilidad de que esta afección pueda tener mayores repercusiones en la salud de la paciente, como por ejemplo evolución a cáncer de cuello uterino, de ahí la importancia de poder asistir con regularidad al ginecólogo.

¿Cuándo acudir con el especialista?

Algunos signos que involucran el aparato reproductor de la mujer, son similares entre una y otra condición, de manera que se recomienda consultar con el profesional en la salud en presencia de:

  • Flujo vaginal anormal de mal olor
  • Sangrado durante o después de las relaciones sexuales
  • Sangrado intermenstrual
  • Dolor al orinar
  • Dolores abdominales
  • Percepción de inflamación en la zona baja del abdomen

Tratamiento

Dependiendo de qué cause la inflamación del útero, se define el tratamiento a seguir. Cuando la enfermedad se produce por la presencia de organismos externos a la microbiota vaginal, es necesario la ingestión de productos antibióticos, antifúngicos o antivirales bajo la supervisión del experto.

El no tratamiento de la infección, puede llegar a afectar el endometrio, las trompas de Falopio y los ovarios, llegando a ser necesaria la estancia hospitalaria y la medicación intravenosa para contener y revertir la inflamación de la manera más rápida y efectiva posible.

También te puede interesar