¿Cómo puedo confirmar un diagnóstico de gota?

por Revista Ginecología y Obstetricia
664 vistas

La gota es una enfermedad de depósito. Y para que el ácido úrico se deposite en articulaciones, la sangre ha de estar saturada del mismo durante tiempo y tiempo. Es por este motivo que difícilmente existirá gota si previamente no se han tenido niveles elevados en sangre, esto es, superiores a 6,8 mg/dL.

Ahora bien, un enfermo de gota no siempre tiene el ácido úrico alto o muy alto.

A veces puede tener una cifra normal, incluso en pleno ataque de inflamación de la articulación.

Por eso decimos los reumatólogos que una medición puntual ni diagnostica la gota ni la excluye; habría que ver los niveles de los últimos meses o años.

La mejor forma de diagnosticar la gota, de hecho, es a través del examen del líquido articular con microscopio (para de este modo poder comprobar la presencia de los cristales de urato en el líquido). Y si no es así, al menos con un examen ecográfico articular complementario a cargo de un reumatólogo especializado.

Síntomas

Los signos y síntomas de la gota casi siempre ocurren de forma repentina, a menudo, a la noche. Estas opciones incluyen:

  • Dolor articular intenso. La gota suele afectar el dedo gordo del pie, pero puede producirse en cualquier articulación. Otras articulaciones comúnmente afectadas incluyen los tobillos, las rodillas, los codos, las muñecas y los dedos. Es probable que el dolor sea más grave dentro de las primeras cuatro a 12 horas después de que inicia.
  • Molestia persistente. Después de que el dolor más intenso desaparece, es posible que un poco de molestia articular quede, la cual puede durar algunos días o semanas. Es probable que los ataques posteriores duren más tiempo y afecten más articulaciones.
  • Inflamación y enrojecimiento. Las articulaciones afectadas se hinchan, se vuelven sensibles, se calientan y enrojecen.
  • Amplitud de movimiento limitada. A medida que avanza la gota, es posible que no puedas mover las articulaciones con normalidad.

Por el Dr. Enrique Calvo, portavoz de la SER y reumatólogo del Hospital Univ. HM Sanchinarro.

También te puede interesar