¿Cómo afecta el consumo de cigarrillo la salud de las mujeres?

215 vistas

Por: Redacción Ginecología y Obstetricia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el fumar constituye una de las principales causas de muerte en la mayoría de los países, convirtiéndose en una de las mayores amenazas para la salud pública. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) indican que las enfermedades asociadas con el cigarrillo causan la muerte de 200,000 mujeres cada año en los Estados Unidos y que en promedio, las mujeres que fuman, mueren alrededor de 14.5 años antes en comparación con las que no fuman.

Aunque se conoce que el consumo de tabaco causa adicción y enfermedades que provocan la muerte, fumar sigue siendo popular entre las mujeres más jóvenes. La Asociación Americana del Cáncer indica que casi un 18% de las mujeres entre las edades de 25 a 44 años fumaron cigarrillos. Mientras más joven se comienza a fumar, mayor es la probabilidad de consumir tabaco en grandes cantidades al llegar a la adultez. Algunos de los efectos del uso del cigarrillo son:

Cáncer

El fumar aumenta el riesgo de muchos tipos de cáncer, que incluyen: cáncer en el labio, la cavidad oral, lengua, glándulas salivales, la faringe, el esófago, páncreas, laringe, pulmón, cuello uterino, seno, vejiga, riñones y colon. El cáncer de pulmón es la enfermedad más común entre los fumadores.

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine indica que las fumadoras tienen un riesgo 17.8 veces mayor de morir de cáncer de pulmón que las que no fuman, mientras que los hombres que fuman tienen 14.6 veces más riesgo de morir de cáncer de pulmón que los no fumadores.

Enfermedades cardiovasculares

Fumar causa derrames y enfermedad coronaria que son la principal causa de muerte en los Estados Unidos. El cigarrillo endurece y estrecha los vasos sanguíneos aumentando la presión arterial y reduciendo el flujo de la sangre a las piernas y a la piel. Se pueden formar coágulos los cuales, causan ataques cardíacos y derrames. Fumar causa aneurisma de la aorta abdominal.

Enfermedad Pulmonar

El cigarrillo aumenta el riesgo de morir de enfermedad obstructiva pulmonar y también causa enfisema y bronquitis crónica.

Efectos en la piel y las encías

El cigarrillo reduce la habilidad del cuerpo de crear colágeno, haciendo que se envejezca prematuramente entre los 10 y 20 años. Este aumenta las arrugas y hace que la piel luzca amarillenta o grisácea. También disminuye los niveles de estrógeno causando resequedad y agrietamiento. Hace que se almacene grasa alrededor de la cintura y aumenta la apariencia de celulitis. El tabaco causa mal aliento, mancha el esmalte de los dientes y destruye las encías lo que puede causar la pérdida de los dientes.

Efectos Reproductivos

Fumar reduce la posibilidad de quedar embarazada y aumenta el riesgo de embarazos ectópicos. Estudios sugieren que existe una relación entre el tabaco y el aborto natural ya que los químicos del mismo afectan al embrión que se esté desarrollando. Las mujeres fumadoras son más propensas a tener una regla dolorosa e irregular. El cigarrillo incrementa el riesgo de problemas cardiovasculares en las mujeres que usan la píldora anticonceptiva y reduce la eficacia de la misma.

Osteoporosis

El cigarrillo disminuye la densidad de los huesos y provoca menopausia temprana aumentando el riesgo de fracturas en las fumadoras.

Dejar de fumar puede ser un reto, pero al hacerlo, mejorarás tu salud y protegerás a los que te rodean del humo de segunda mano. Tan pronto como a los 20 minutos de haber dejado de fumar, tu cuerpo comenzará a ver los resultados. Mientras más pronto dejes fumar, más rápido tu cuerpo comenzará a sanar.

También te puede interesar