5 consejos para prevenir las infecciones ginecológicas en verano

257 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La época de verano es una etapa en la que suelen aumentar los casos de infecciones vaginales. Y es que la temperatura, la playa y la humedad crean el ambiente propicio para el desarrollo de hongos y bacterias que provocan infecciones.

Se estima que durante el verano las infecciones vaginales aumentan más de un 45%, así que en este artículo te damos algunas recomendaciones para prevenir estos problemas de salud y que puedas disfrutar con total tranquilidad de tus vacaciones.

Cambia frecuentemente tu ropa íntima

En época de verano puedes pasar gran parte del día en la playa, luego de haber estado en el mar o la piscina, con el vestido de baño húmedo lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar infecciones vaginales. Así que debes procurar cambiarte tan pronto sales del mar y utilizar una toalla para secarte bien la zona de la vagina.

Mantente hidratada 

Consumir agua de forma constante ayuda a prevenir infecciones vaginales, pues reduce la posibilidad de que se acumulen bacterias en esta zona y los elimina mediante la orina. Recuerda que la recomendación de los especialistas es beber de 2 a 3 litros de agua al día, esto con el fin de limpiar el organismo y mantenerlo hidratado.

Evita la ropa interior ajustada

Las prendas ajustadas y de materiales como la licra aumentan la humedad en la vagina, pues estas dificultan el correcto proceso de transpiración; la acumulación de humedad puede dar lugar al desarrollo de infecciones. Por esta razón, la recomendación tanto para verano, como para la vida cotidiana es utilizar ropa de algodón y que esta sea holgada.

Debes tener más cuidado con tu higiene

Existen algunos cuidados especiales que debes tener en esta temporada de verano. Por ejemplo, evita utilizar jabones íntimos con perfume. Utiliza toallas para sentarte en la playa, el contacto con la arena también puede aumentar el riesgo de desarrollar infecciones.

Recuerda bañarte de forma frecuente o por lo menos cada vez que salgas de la piscina o el mar, esto eliminará los residuos que hayan quedado en la zona. Evita las duchas vaginales, estas pueden ser contraproducentes para tu salud íntima.

Cambia los tampones y compresas con más frecuencia

La menstruación aumenta la temperatura corporal y la humedad en la zona vaginal. Si además estás en lugares con una alta temperatura es recomendable que cambies las compresas o tampones con más frecuencia.

También te puede interesar